¿Cómo elegir el primer telescopio si soy principiante?

Conociendo el Telescopio Cuando se inicia en la observación del universo es desconcertante saber con qué telescopio se debe empezar, es complicado elegir uno que se adapte mejor a lo que se quiere.

Para tener una mejor elección sepamos que los telescopios se diferencian de acuerdo si usan lentes o espejos para la observación y de acuerdo al tipo de montura que llevan.

Los Telescopios con los que se observa con lentes son los Refractores. Estos ofrecen imágenes con nitidez y contraste. Ideales si queremos observar objetos cercanos y luminosos como la luna y los planetas. Otra ventaja es que si se tratan con cuidado, son instrumentos que no requieren ajuste alguno, tan solo montar y mirar. Su desventaja es que su potencia está limitada a la poca abertura del objetivo y cuando queremos una lente de buen diámetro, el coste se eleva rápidamente.

Los Telescopios con los que se observa con espejos son los Reflectores. Son telescopios luminosos que se suelen utilizar para observar objetos de cielo profundo. La ventaja de los telescopios de espejos es que se puede acceder a diámetros mayores que con las lentes y eso hace que se puedan ver cosas más débiles. La imagen que ofrece un telescopio de espejos también es de buena calidad aunque, en general, ligeramente peor que la de un telescopio de lentes a igual diámetro. Aquí hay que mencionar que los telescopios profesionales modernos son todos de espejos porque construir lentes de gran diámetro es irrealizable hoy en día. Su desventaja es que son más frágiles y necesitan mantenimiento porque sus espejos suelen desalinearse cuando se les transporta. Exiten también los

Telescopios Catadióptricos, que usan la combinación de lentes y espejos, su desventaja es que son los más caros en el mercado.

De acuerdo al tipo de montura que llevan. La montura es la estructura física que soporta un telescopio. Es tan importante como el tubo óptico ya que proporciona estabilidad a la visión y permite mantener el apuntamiento del telescopio. Una montura de mala calidad hará que el tubo vibre y que la imagen sea inestable, haciendo la observación incómoda. Por ello, prestemos atención a la montura, tanta como al tubo óptico.

La montura puede ser altazimutal, es un diseño simple y más intuitivo. Se mueve hacia arriba y abajo (altitud), y hacia la izquierda y hacia la derecha (azimut). Usando el ejemplo anterior, para seguir a la Luna tendrás que mover la montura en ambos planos.

La montura también puede ser ecuatorial, es un diseño más complejo pero que con tiempo de práctica hace que los seguimientos sean más cómodos. Para seguir a la Luna solo tendrás que ajustar a izquierda y derecha, la montura automáticamente ajustará la altitud (arriba y abajo).

Según lo explicado es importante investigar antes de comprar un telescopio y preferiblemente dirijirse a una tienda reconocida y especializada, allí le asesorarán sobre la mejor opción para el uso que desea darle a su telescopio. Comprar on-line es una opción, en general, más barata, pero le surgirán tantas dudas después de la compra como antes. Si compra on-line, asegúrese que la tienda dispone de asesoramiento especializado post-venta.